Versiones

Neil Young

VERSIONES

Las versiones o, como muchas veces se las conoce por su equivalente en inglés, covers, son parte esencial de la música pop, en una forma que presenta diversas variantes, alguna de las cuales vamos a ilustrar.

Sobre este tema, las opiniones son sumamente diversas, pasando de posiciones extremadamente puristas, que niegan legitimidad a cualquier versión, hasta las apoyadas sobre todo por la industria, para las que todo vale.

Sin embargo, está dentro de la mejor tradición del rock y del pop realizar versiones tanto de músicos de la misma época como de épocas anteriores, cuyo legado o influencia transmiten los nuevos músicos.

Los mismísmos Beatles empezaron su trayectoria como músicos realizando versiones de autores e intérpretes dentro de sus preferencias musicales, e incluso en sus primeros discos incluyen un número significativo de versiones, todas ellas muy fieles al original, obviamente con el sello inconfundible que ellos imprimían a todo lo que interpretaban.

tearsforfears

simplemente versión

Muchos, muchísimos músicos, hacen versiones de canciones que les gustan, simplemente adaptándolas a su estilo y con un grado de fidelidad relativo: el que corresponde a las diferencias de carácter entre ellos y el músico que interpretó la original, como podemos ver en la versión de Shout que realizan oneRepublic.

dbowie

fiel

Este tipo de versión es, posiblemente, el más generalizado: el que pretende ser fiel al original y simplemente lo adapta mínimamente al estilo del intérprete que, a su vez, intenta amoldarse sin que ello signifique que renuncie a su sello personal. Se puede ejemplificar con Ashes to Ashes, original de David Bowie de la que hace una muy buena réplica el buen grupo británico Tears for Fears. Ahora son TFF los que realizan la versión!

Todo indica que Bowie imponía gran respeto y la mayoría de las versiones que se han realizado de sus canciones son muy fieles al original. Podemos comprobarlo en una de sus grandes canciones, The man who sold the world y que fue versionada por gente de estéticas tan diferentes entre sí como Midge Ure y Nirvana y comprobaremos que cada uno de ellos, manteniendo su fuerte personalidad, respetan esencialmente el original.

cfarlowe

éxito

Uno de los mejores álbumes de los primeros Rolling, contenía una canción que fue muy popular: Out of Time. La, digamos, paradoja, fue que en su momento triunfó en listas con la aplicada versión que de ella hizo Chris Farlowe, en tanto que la de los propios Rolling tuvo un impacto más lento aunque, desde luego, más perdurable.

Algo parecido ocurrió con Michelle de Beatles, que en su inicio tuvo una mayor difusión a través de una versión de The Overlanders.

cstevens

adaptada

Esta es otra forma muy corriente de considerar las versiones y, probablemente, una de las más interesantes ya que, en general, lo que hacen es confirmar la total transversalidad de la música tanto en los estilos como en el tiempo. Canciones que en su momento tuvieron o no repercusión, pero que su posterior grabación por intérpretes más modernos, sirven como homenaje por una parte y como reconocimiento del flujo a través de diferentes épocas de la buena música.

Entre miles de ejemplos, podemos poner el de la canción Peace Train, original de Cat Stevens, que fue recreada por Natalie Merchant con sus 10.000 Maniacs.

bferry

infiel

En este apartado se incluyen versiones que según qué opiniones se pueden considerar auténticas versiones o directamente traiciones al original. El ejemplo que ilustra este apartado puede ser visto como una gran versión, pero no ha faltado quien la califica como una anulación del genuino sentido de la primitiva canción: hablamos de la mítica composición A Hard Rain’s a-Gonna Fall, Bob Dylan, posteriormente versionada/aniquilada por Bryan Ferry.

Esta infidelidad no hay que entenderla como negativa salvo, quizás, por el propio autor del original, que a veces abomina de la versión, especialmente si ésta tiene más éxito.

Como ejemplo de infidelidad claramente positiva, podemos citar el caso señero de Me and Bobby McGee. Esta canción la compuso e interpretó Kriss Kristofferson, haciendo una gran interpretación. Fue sin embargo una versión desgarrada y, en cierto modo, infiel, la que dotó a la canción de ese plus que hace que una gran melodía se convierta en un hito en la historia del pop y ese plus se lo dio la gran Janis Joplin.

nsedaka

mismo título

Aunque parece más extraño, es un caso relativamente frecuente, que en más de una ocasión ha llevado a errores importantes. Por ejemplo podemos considerar la muy homenajeada Carol.

Una de ellas, que ponemos en una interesante versión, es el clásico de Chuck Berry. Nada que ver con la, por otra parte, extraordinaria Carol de Al Stewart, una de las grandes desconocidas canciones de la música pop. Y para remachar, otra Oh Carol, en este caso más dulzona, la archiconocida canción que grabó Neil Sedaka.

black47

diferente título

En 1991 un combativo grupo de New York, con afinidad con los republicanos irlandeses, grabó, bajo la supervisión de Rik O’Casek, líder y almamater del grupo Cars, un LP de nombre Black 47, que era también el del grupo. El disco mostraba la vida de los emigrantes irlandeses en NYC. Para ello utilizó tanto composiciones propias como otras del folk irlandés. Entre estas destaca la muy poderosa versión que realizaron de un clásico tradicional inglés, The Foggy Dew que entre otros, interpretaron The Dublinners y The Chieftains, nada menos. The Chieftains vienen acompañados por Sinead O Connor.

Pues bien, Black 47, para su disco homónimo le cambian título y letra y realizan una gran y poderosa versión: Livin’ in America.

Para acabar de cerrar el círculo, incluso dentro de la tradición irlandesa de donde proviene la canción, encontramos versiones con título diferente del The Foggy Dew. Por ejemplo, el grupo de pop irlandés, de raíces tradicionales, The Corrs interpreta este Moorlough Shore que es fácilmente identificable con nuestro repetidamente mencionado The Foggy Dew.

chiffons

plagios más o menos

Obviamente, el apartado menos digno es el de los plagios, relativamente poco numerosos en realidad, aunque es sabido que algunos fueron silenciados mediante acuerdos económicos y otros no fueron denunciados por los plagiados por falta de recursos. El más famoso sobre el que hubo condena por plagio dentro de la música pop, si bien el presunto plagiario alegó que no era voluntario, fue el de la canción de The Chiffons He’s so fine que como es muy fácil constatar, coincide extraordinariamente, tempo y arreglos aparte, con My Sweet Lord del exbeatle George Harrison, que fue condenado por “plagio inconsciente”.

rvalens

primas hermanas

En un mundo tan poblado como el de la música pop, no es nada extraño que determinadas fuentes puedan ser material de partida para muy diversos autores o intérpretes. Basadas en su ritmo, melodia,... han surgido canciones que cuando se escuchan recuerdan poderosamente las raíces más o menos remotas de las que proceden.

Como ejemplo muy señero tomaremos el de una popular canción, La Bamba. La original es una canción tradicional mejicana de finales del siglo XVII. No vamos a poner versiones de esta canción, de la que existen docenas, sino que vamos a rastrear su impacto en unas cuantas canciones de la música pop. A destacar que no hablamos de nada parecido a plagio, sino simplemente de misma fuente de inspiración. En 1958, Ritchie Valens realizó una versión que alcanzó un éxito fulgurante y que abrió caminos que todavía siguen vivos. En 1961 un grupo llamado Top Notes grabó, curiosamente con Phil Spector, una canción llamada Shake it up baby que no tuvo recorrido destacable pero en 1962, un grupo llamado Isley Brothers la grabó con un nombre diferente, Twist and Shout, manteniendo el Shake it up en la letra, y la cosa fue bastante diferente, hasta el punto de que llamó la atención de unos Beatles en el inicio de su carrera que, al grabarla, realizando una versión muy fiel pero mucho más potente, consiguieron un éxito absoluto.

Estos tres acordes siguieron dando mucho material y, por ejemplo, un grupo tan bueno como The Lemonheads, que lideraba Evan Dando, grabó Hospital. Y otro grupo, también excelente, James, grabó la peculiar Laid.

rturco

oriundas

El mundo musical pop en inglés, sobre todo el americano, nunca ha tenido problemas en importar canciones de otras latitudes aunque se cuidaba mucho de hacerlo ostensible procurando que su presencia en los propios discos acabara, como mucho, en los créditos y, en general, cambiando radicalmente los títulos.

Canciones italianas y francesas eran fuente bastante frecuente de estas canciones y un ejemplo de cada servirá como muestra.

La rutilante Luglio, Julio en castellano, de Riccardo del Turco, fue brillantemente versioneada por Herman’s Hermits con el título de Something is Happening, versión por otra parte, muy leal con el original. De la música francesa se puede citar numerosos ejemplos. Pongamos uno proveniente de la chançon, del histriónico Gilbert Becaud, que compuso e interpretó Je t’appartiens y que fue mucho más suavemente interpretada por The Everly Brothers con el título de Let it be me.

metallica

tradicionales

La música tradicional americana, irandesa,... que está en los orígenes del pop, el rock,.. es lógicamente fuente habitual de temas, versioneados directamente por músicos de todo tipo.

Por poner un ejemplo de hasta donde llega este impacto, nada mejor que la marchosa Whiskey in the Jar, perteneciente al más recio folk irlandés y que podemos escuchar por The Dublinners, y que fue objeto de versiones bastante literales, aunque con unos arreglos bien diferentes, por grupos con aire de hard rock como Thin Lizzy, el grupo del gran guitarra y aplicado intérprete de blues, Gary Moore, verión en la que destacan los sugestivos riffs iniciales o, también, la contundente versión del grupo de hard rock, Metallica, los cuales, por cierto, más que una versión del original hacen una de la de Thin Lizzy!.

cking

el autor

Muchos músicos comenzaron como compositores para las compañías discográficas y produjeron éxitos para otros intérpretes. Luego, con el paso del tiempo, se decidieron a interpretar ellos mismo sus canciones. Como ejemplo, sirva el caso de Carole King prolífica autora de canciones de éxito que sirvió en bandeja el tema The Locomotion a Little Eva, que consiguió un enorme éxito y que tardíamente grabó la propia Carole muy acelerada y ya muy justita de voz lo que le exige apoyarse en coros y a la que vemos acompañada nada menos que por Slash! Por cierto que esta Locomotion, que fue en su momento presentado como un ritmo bailable, tuvo posteriormente una nueva entrada en listas en la versión de Kylie Minogue, como un ejemplo más del intermitente resurgir de los grandes temas del pop, por mucho que se pueda pensar, como en este tema, que no se superó la versión original.

nrota

autoplagio

Un caso curioso de versión es el que podemos considerar como autoplagio. En general consistiría en que un autor recurre con excesiva fidelidad a lo que él llamaría su propio estilo. Pero, en algunos casos, la cosa va más lejos.

Como ejemplo curioso podríamos citar el que realizó un, por otra parte, gran músico, nada menos que Nino Rota, un prolífico compositor de bandas sonoras. Pues bien, en 1967 compuso una banda sonora para la película Fortunella, de Federico Fellini, que pasó con más pena que gloria. Si escuchamos la canción que llevaba el nombre de la película, constataremos que la luego famosísima canción de la película El Padrino no es otra que la mismísima Fortunella pero, eso sí, ahora con más gloria: Fortunella versus El Padrino.

eclapton

autoversiones

Muchas veces, los músicos graban versiones diferentes de una misma canción, pero respondiendo a que son en acústico, en directo,... pero en esencia son la misma canción. Aquí nos referimos a versiones que suponen un cambio bastante profundo a pesar de interpretarlas el propio autor. Como ejemplo mágnífico de esta variante podemos citar las versiones tan diferentes que Eric Clapton hace de un gran tema, Layla, la primera cuando se presenta como Derek and the Dominos y la segunda en su gran disco Unpluged.

mcosta

parecido razonable

En la antesala de la copia o incluso el plagio, podemos encontrar multitud de canciones que se recuerdan poderosamente entre si. Como ejemplo, veamos lo que Mungo Jerry hace con uno de los más populares OHW, In the summer time y lo que muchos años después nos ofrece Matt Costa con su Miss Magnolia.

lcohen

homenajes

Otro caso bastante generalizado es el de realizar versiones para reunirlas en un disco dedicado a ello. La tipología es también diversa. Un tipo sería el de diferentes músicos que realizan versiones de canciones de un determinado intérprete. Como ejemplo, se puede citar el I'm your fan, título del disco que se toma de una canción I'm your man del homenajeado, Cohen, y en el que intérpretes de la talla de REM, Lloyd Cole, Ian McCullogh, House of Love,... graban su particular versión de una canción de Leonard Cohen.

Otra modalidad es aquella que consiste en reunir versions de diferentes músicos asimismo interpretadas por músicos variados y que se graban en un disco con fines benéficos, como el dedicado a Armenia.

También de vez en cuando se presenta la variante en la que un único grupo o músico realiza un monográfico sobre un determinado autor. Citemos a Bob Dylan por partida doble, ya que fue objeto de sendos discos grabados uno por The Hollies y otro por el ya mencionado Bryan Ferry.

Por último, otra variante es la de un intérprete que graba un disco totalmente formado por versiones de diferentes canciones. Volveremos a citar, ahora en sentido contrario, al omnipresente Bob Dylan que en su momento grabó un album con un importante número de versiones, alguna incluso de canciones que él había compuesto pero no grabado y que llevó el aparentemente contradictorio nombre de Selfportrait.

Radiohead
radiohead1

objetivo versión

Por último, vale la pena mencionar canciones que desde su inicio parecían estar destinadas a ser compartidas o versionadas. Quizás el ejemplo más evidente de este apartado sea la canción Because the Night, compuesta al alimón por Bruce Springsteen y Patti Smith y cuya versión canónica resultó ser la acústica que realizaron los 10.000 Maniacs. Vale la pena escuchar la versión que en directo realizaron ambos autores junto con U2.

A lo largo y a lo ancho de la historia de la música pop ha habido numerosas canciones que han sido ampliamente versionadas. Aunque no todas han sido piezas que desde su origen parecían destinadas a ello. Por citar un ejemplo, tenemos la gran canción del grupo Radiohead, Creep que, en la versión original de esta banda, resulta una canción bastante oscura y aparentemente poco propicia para desatar una ola de versiones.

Sin embargo, si consideramos la lista, parcial por cierto, que a continuación se incluye podremos ver que no solo fue profusamente interpretada por diferentes músicos y bandas, si no que además lo fue con aires muy diferentes entre si, desde la de Pretenders, muy fiel al original hasta la de Cheese, con un estilo diametralmente opuesto.